Nuestro Colegio

Historia

/Historia

Don Anton Kraus regresa a Colombia con su familia después de la primera guerra mundial y en el buque conoce a la profesora Elisabeth Schrader, quien venía a Colombia como institutriz para una familia alemana. A ella le interesó la propuesta de don Anton Kraus de crear un “Kindergarten” alemán en Bogotá, que luego conllevó a la fundación de un colegio alemán en Bogotá.

historia_1

1921

El 4 de octubre de 1921 un grupo de amigos alemanes fundaron el “Deutscher Schulverein” (Asociación Escolar Alemana) con el fin de establecer un colegio, que sería el primer colegio internacional de Bogotá.

1922

En febrero de 1922 abrió sus puertas el plantel que se denominó “Deutsche Schule in Bogotá – Colegio Alemán”, cumpliendo así los fundadores su deseo de ofrecer a niños alemanes y colombianos la posibilidad de tener acceso a la cultura y al idioma alemán.

El alma de esta iniciativa fue don Anton Kraus, quien encargó la tarea a la pedagoga alemana Elisabeth Schrader. Esta profesora permaneció dos años al frente del colegio, para luego trasladarse al Colegio Alemán de Nueva York.

Cuarenta niños, colombianos y alemanes, entre ellos los hijos del Señor Kraus y los hijos de las demás personas que participaron en la fundación del colegio, iniciaron clases en alemán según programas alemanes, en una casa alquilada ubicada en la calle 15 con carrera novena.

Luego el Profesor Fritz Gericke, licenciado del servicio escolar alemán, fue contratado como rector del colegio. Desde el primer año de funcionamiento fueron contratados otros seis profesores.

Este prometedor inicio fue posible debido al apoyo de la colonia alemana de Bogotá y a la colaboración que recibió don Anton Kraus de personas interesadas y comprometidas, como don Ernesto Schmidt-Mumm y don Carlos Winz. También el gobierno alemán brindó su ayuda desde un comienzo, tanto con aportes económicos como con licencias otorgadas a pedagogos alemanes para poder ser contratados por el colegio.

Debido al aumento en el número de alumnos, fue necesario alquilar una casa más grande. En 1925 el colegio se trasladó a la carrera 8ª con calle 19, donde funcionó hasta el año de 1933. En ese año se logró adquirir una casa grande con patios amplios, ubicada en la calle 20 entre carreras 12 y 13.

1931

El Colegio Alemán alcanzó rápidamente notables progresos y gran prestigio. En el año 1931 se formalizó su constitución como entidad sin ánimo de lucro bajo la denominación “Deutscher Schulverein (Colegio Alemán)”. Los Estatutos fueron elevados a escritura pública en la Notaría Cuarta de Bogotá bajo el número 2354 del 23 de diciembre de 1931. El Poder Ejecutivo de la República de Colombia le otorgó la personería jurídica mediante Resolución 56 del 4 de diciembre de 1931.

1935

En el año de 1935 el Colegio Alemán otorgó a sus primeros alumnos el título de Bachiller, que les permitió ingresar a las universidades nacionales. Simultáneamente el colegio obtuvo el permiso de las autoridades educativas alemanas para realizar los exámenes correspondientes a la enseñanza básica secundaria “Mittlere Reife”, con buenos resultados.

historia_2

En 1938 se logró la adquisición de un lote de terreno de 27.115 varas cuadradas, en el barrio “El Retiro”, para la posterior construcción de un complejo de edificaciones con especificaciones pedagógicas. Sin embargo, problemas de orden político que surgieron a raíz del inicio de la segunda guerra mundial, truncaron ese propósito.

1942

El colegio fue cerrado por orden del presidente Eduardo Santos en enero de 1942, al igual que los colegios alemanes de Barranquilla, Cali y Medellín. Los bienes del colegio fueron expropiados por el Fondo de Estabilización del Banco de la República.

Don Walter Held, designado presidente por el propio don Anton Kraus en 1941, tomó en sus manos la enorme responsabilidad de guiar los destinos del colegio y proteger su patrimonio material y moral durante los difíciles años de la guerra. Las clases escolares de la primaria se mantuvieron en diferentes residencias de la comunidad alemana.

historia_3

En 1947 el Doctor Fritz Müller, director del colegio desde 1938, fundó con el apoyo de don Reinhard Kling un colegio privado bajo el nombre neutral de Colegio Andino.

1948

Tras largas negociaciones, en 1948 el gobierno colombiano, en un acto de justicia, devolvió los bienes del Colegio Alemán al Deutscher Schulverein. Los miembros del Schulverein se reagruparon y cambiaron su nombre por el de Corporación Cultural Alejandro von Humboldt, la cual se hizo cargo de la dirección del nuevo colegio.

La Junta Directiva de esta corporación, bajo la presidencia del señor Pablo Bickenbach, vendió los bienes del antiguo Colegio Alemán de la calle 20 y desarrolló el proyecto de construcción de un colegio moderno de amplia escala en los terrenos de la carrera 11 con calle 82.

1952

El 8 de febrero de 1952, en presencia de las más altas autoridades eclesiásticas y civiles, monseñor Emilio de Brigard bendijo los primeros edificios del colegio. Así se cumplía el deseo de los fundadores y directores del colegio de corresponder a la confianza de padres de familia colombianos y alemanes con una organización docente moderna y bien dotada, para lo cual se contó con la valiosísima asesoría y el apoyo financiero y pedagógico del gobierno alemán.

Lejos de estar satisfechos con los éxitos alcanzados y comprobados por el sorprendente crecimiento del colegio, la Corporación Cultural Alejandro von Humboldt no ha descansado en sus esfuerzos por impulsar el desarrollo del plantel, para responder a las expectativas de los padres de familia, los alumnos y el cuerpo docente.

historia_4

En 1975 adquirió el lote de terreno de diez hectáreas (hoy 12,5 ha.) al norte de Bogotá, sobre el cual se erige actualmente la sede del colegio, inaugurada en octubre del año 1981, a tiempo para la celebración del aniversario número sesenta del colegio. Esta sede se ha ido desarrollando con el tiempo, para lograr las completísimas instalaciones que se ofrecen hoy en día, y que permanecen siempre actualizadas gracias a las constantes ampliaciones y remodelaciones y a un mantenimiento riguroso.

El colegio cuenta con salones de clase distribuidos en bloques independientes para el preescolar, la primaria y la secundaria, salones especiales para clases de música y manualidades, modernos laboratorios de química, física, biología, informática, bibliotecas, gimnasio y pista atlética sintética, piscina semi-olímpica, el Auditorio Anton Kraus con 850 sillas, un edificio especial para alojar las oficinas de los profesores, dos cafeterías con modernas cocinas, y la hermosa Capilla de la Santa Cruz para el culto religioso ecuménico. Son 36.000 metros cuadrados de construcción rodeados de amplias zonas verdes.

El Colegio Andino está dotado para ofrecer a sus alumnos y profesores las mayores posibilidades de sobresalir en el ámbito intelectual, deportivo y cultural, ya que su propósito es brindar a los alumnos una óptima formación integral y a los docentes un ambiente propicio y estimulante para el desarrollo de su vocación.

El colegio, que hacia 1990 retomó el nombre de Colegio Andino – Deutsche Schule, ha logrado el objetivo de un colegio de encuentro, cual es el ofrecer a los niños de las dos nacionalidades la oportunidad de conocerse y estrechar vínculos de amistad, de mutuo aprecio y comprensión. Ha sido y será siempre el espíritu del colegio el brindar la enseñanza de la lengua alemana y facilitar el acceso a los valores culturales colombianos y alemanes, bajo los principios de la tolerancia y el respeto. Por su parte, la Corporación Cultural Alejandro von Humboldt, entidad sin ánimo de lucro, es apolítica y propenderá por la educación basada en la moral cristiana y en los principios democráticos.


Yo Vivir en Colombia

Colombia es una aventura hecha de diversidad de paisajes y culturas, llena de hermosos detalles como su exquisito café, sus bailes, sus platos deliciosos y por supuesto su maravillosa gente, aquellos nos hacen querer quedarnos para siempre en este país.

#LoBuenoDeColombia